A mover el... raton

sábado, mayo 28, 2005

Viento Blanco & Outer Post

Mis "vacaciones" fueron fructiferas en lo laboral. Puedo decir... contenta Señor contenta. Aunque, encontrar tema y abordar mi Proyecto de Titulo ha resultado más difícil de lo que pensaba. Echare de menos leer muchos blogs, pero esta vez en serio que no tendre mucho tiempo de leer ni escribir :( y necesito concentracion mas que nunca, aun así... ¡nos vemos en las actividads anexas!!! (a la reuna voy!)

---------
Indigeriblemente triste lo ocurrido en el sector del volcán Antuco. Cierto que la culpa no la tiene el cerro, el frio, ni el invierno adelantado, solo la ignorancia de unos pocos, que costó la vida de tantos.

Se reabre el debate del Servicio Militar Obligatorio, mientras cada vez mas mujeres deciden por su propia voluntad seguir la carrera militar, obteniendo brillantes resultados, como lo demostraron las primeras oficiales de la Fuerza Aérea. (Ahi habria estado yo encabezando la fila de postulantes a la Escuela de Aviacion, de haber nacido unos años despues).

Mi hijo disfrutó la tarde del aniversario de la FACH a finales de abril. Y como no, si tambien fue el sueño de su papá, solo que este ultimo estuvo en la Escuela, y tuvo la oportunidad de encantarse y desencantarse de ella. Una experiencia que el compartió conmigo con, entre muchas cosas, un "post", en una epoca en que ni pensaban existir los blogs, y que ahora me tomo la libertad de pegarlo en mi cuaderno.


--------------------------------------------------------
TAN TA TA TANNNN
20th Century Fox....presenta...
--------------------------------------------------------
CRONICAS DEL CADETE
"¡a su orden mi Jesucristo!"
(un jueves de mayo, 1992)

Y seguiamos trotando y cantando: "este trote nos costará...sangre sudor y más sudor... 1,2,3 kilometros más... quiero mucho más trotar...".
Todos de verde pues era día jueves, y como siempre ese día era dedicado a la infantería y prácticas varias. Eso es de: defiles, ensayos, muestras, etc. Obviamente, un día de infantería no sería tal si no hay castigos.
Incluso pienso que el que exista un día dedicado exclusivamente a la infantería es sólo un pretexto para castigar y llenar el ego de los que "estan más arriba".

Después de almuerzo...ese sol picador de San Bernardo. Odioso!!!
¡cómo añoro las nieves de mi patagonia!

Y cómo iba a ser agradable ese almuerzo, si nos dijeron "Ya!!! primer año, tienen 1 minuto para tragar."
Así que eso era lo que había que hacer. Afortunadamente soy rápido para comer, así que en unos minutos hice desaparecer la ensalada, la sopa, el pan y un platano que había de postre.
Nos mandaron a las piezas a hacer aseo y ordenar un poco porque quizás durante la tarde habría una revista por parte del oficial de servicio.

Lo que a todos los llamó la atención era que la sesión de infantería de ese día duró muy poco. Y era que los instructores debían estudiar para una prueba. Al fin y al cabo, muy instructores serían pero igual eran cadetes y debían estudiar para sus pruebas y exámenes.
Así que nos mandaron al pabellon de estudio. ¡qué agradable!
Recuerdo que justo nuestra sala estaba en un lugar donde nunca llegaba el sol, así que casi siempre estaba algo "helada". Un verdadero respiro después de estar casi 3 horas marchando bajo el sol, en la pista.

Ahí estuvimos...yo fascinado resolviendo problemas de física y de paso, descubriendo ese origen "filosófico" que comenzaba a brotar en mi con fuerza. ¿podría titularse, "la aventura de cuestionar"?

Pronto esos momentos pasaron con rapidez llegaron las 18:00. Ha llegado la hora de retirarse, nos llevaron al patio del pabellón de estudio; cuando.... se escuchó un firme "CADETES !!! ALTO!!!"
Todos firmes, quietos como postes de cemento. El subalferez de servicio se acercó raudo hacia un oficial que había aparecido "de la nada". El subarferez acudió a pedirle permiso para continuar las actividades de la escuela.
Pensaba..."es que acaso estos tipos tiene una especia de rayos mágicos que al aparecer todos se quedan quietos, como quemados por su aura de estupidez".
Alcancé a ver su piocha, era azul: era de un oficial de tierra (ingeniero, administrador o antiaereo).
Pero lo que más me llamó la atención fue el dialogo que este individuo sostuvo con el subalferez. No lo escruché todo, pero una parte fue más menos así:

-"¿hay misa normal hoy, verdad?"-
-"Si mi comandante, misa obligatoria para toda la escuela."- (respondió el subalferez)
-"bien!, excelente. Continue...continue..."-

Ahí recién logré intuir quién era ese tipo... ya me acordaba: era el capellán de la escuela. Y bueno, pese a ser un "sacerdote", tenía un rango de oficial y ese era justamente el de comandante de escuadrilla.

Me pregunto, ¿comandande de la escuadrilla religiosa?...jajaja

¿cómo un militar puede ser a la vez sacerdote?
¿como un hombre cuya profesión es la muerte, puede predicar sobre la vida?

Algo francamente ridículo, no lo entiendo. Y tampoco lo acepto.

Bueno, el subalferez gritó "CONTINUAR!!!" y todo continuó porque el "comandante-transformer-sacerdote" siguió rumbo.

Nos fuimos al casino, a cenar. Ya eran cerca de las 20:00

Después, todos a misa. Nos fuimos a la sala de conferencias. Toda muy lujosa y elegante, no era para menos. Ahí un altar, cuyo pedestal llevaba el emblema de la Escuela de Aviación.
¿una misa militar?
¿así como las que mostraban en la tele los domingos en la mañana, en el tiempo de Pinochet?

Bueno...hay que ver...¿cómo será?
Todo aparentemente normal y común, sin mayores diferencias a la misa común.
Pero......la predica....... aaaaaayyyy...
Básicamente, la predica consistía en un relato de aventuras militares, con soldaditos valientes que van a jugar a la guerra.
Sólo tenía ganas de irme, de salir de esa sala. Todo eso realmente apestaba. Pero no podía, no podía hacerlo. La unica alternativa era aguantar.

Luego, alguien dijo que cuando el capellan dijera : "...el cual...cuando fue entregado a su pasión....", todos debiamos ponernos firmes en señal de rendir honores.
¿rendir honores?
¿a quién? ¿cómo?

Pero así fue... al decir esas palabras, en la misa sólo se escuchó un taconazo y todos muy ergidos. Bueno...quizás el taconazo hubiera sido una gota más fuerte si es que yo también me hubiera unido. Pero, no... no lo hice porque lo consideraba ridículo; tan ridículo como ahora lo recuerdo.

La misa terminó y todos a acostarse, a las 22:00 sonó la diana y todos debían estar durmiendo.... ¿durmiendo? jajajaja
En las piezas: contando chistes, riendonos de lo ridículo de algunos superiores, etc.

Al día siguiente, estabamos en clases de matemáticas (parecía una clase de 1º o 2º medio, asquerosamente aburrida). Entonces llegó el capellan...obviamente todos de pie y rindiendo los honores respectivos.
No recuerdo bien a qué había ido a nuestra sala. Pero de seguro era para hablarnos de algo relacionado con la misa y de su función de capellan militar.
Ahí... de pronto surgió una pregunta de entre la audiencia: "¿porqué ponernos firmes en la misa?"
Cuando esa pregunta resonó en las murallas de la sala, brillaron los ojos de capellan, llenando sus pulmones de un aire de orgullo sin fin.
Nos dijo que era un acto sublime y de honor. Jesus es un "más antiguo" y por lo tanto se le debían rendir honores.
¿esa era la explicación?
¿rendir honores militares a Jesucristo?

Exteriormente me quede callado, pero por dentro estaba muerto de la risa, escuchando los disparates que decía el capellan. Al menos para mi eran ideas sumamente absurdas, cuadradas, amoldadas al esquema militar.
Me imaginaba a un Jesus vestido de milico dando ordenes de atacar a un ejercito.
Eso mismo, tan ridículo, tan absurdo, fue una de los grandes pilares para darme cuenta de dónde estaba, qué quería, hacia dónde quería ir, etc.
Pero muy orgulloso y contento, pues nunca hice sonar mis tacos en una misa militar. Jesus no se merece ese "honor".



60 Comments:

Publicar un comentario

<< Home